Con la llegada repentina de las altas temperaturas es posible que nuestros entrenamientos se hayan visto afectados al igual que nuestro rendimiento. En el post de hoy os vamos a dar unos consejos para que vuestras salidas deportivas se vean lo menos afectadas posibles.

1- Consultar y tener claras las ventanas horarias con mejor temperatura para aguantar bien el entreno sin forzarnos a extremos o ventanas de intensidad insostenibles. De esta manera podremos minimizar la deshidratación, la fatiga o posibles mareos que deriven a algo que pueda perjudicar nuestra salud. Normalmente las horas óptimas son por la mañana entre las 6:00 y las 10:00 a.m, antes de que apriete el calor, y entre las 7:00 y 10:00 p.m. 

2- Preparar bien la ruta o el entrenamiento con antelación. Una vez tengamos claras a qué hora queremos salir y se adapte bien a nuestra rutina diaria, debemos aprovechar bien esas ventanas horarias. Así podremos exprimir a tope el entreno que tengamos pensado sin que nuestras otras obligaciones se vean afectadas.

3- Hidratarse y nutrirse bien. Parece algo obvio, pero es muy importante y no muchos deportistas cumplen con este punto. Es fundamental hidratarse antes y después de cualquier entrenamiento, especialmente durante esta época del año. Otra forma indirecta de hidratarse es comiendo alimentos con vitaminas y minerales que nos ayuden con este propósito (frutas y verduras, por ejemplo). 

4- Emplear ropa deportiva adecuada. Muchos piensan que por ser verano, cuánto más ligero y corto sea el atuendo, mejor. La realidad se aleja mucho de esta falacia, y es que es sobre todo en esta época del año cuando más protegidos debemos ir por diversos factores: sudor, calor, humedad, sol, insectos típicos de la estación que puedan ocasionarnos molestias en la piel... Usa siempre ropa homologada y correcta al deporte que practiques y si tienes dudas, consulta sin compromiso en nuestra app a nuestros profesionales en tiendas deportivas verificadas. 

5- ¡Ponte crema solar y emplea accesorios que te ayuden a protegerte del sol! 

Esperamos que este post os haya servido para optimizar vuestros entrenamientos durante esta época del año en la que el calor aprieta. Entrenar no es imposible, simplemente hay que adaptarse. 

No olvidéis subir vuestras rutas en la app para seguir vuestro progreso y compartirlo en la comunidad de deportistas. 

¡Hasta la próxima!